10 Consejos para Mantener tu Escritorio Despejado y Aumentar la Productividad

Un espacio de trabajo organizado y despejado es esencial para mantener la productividad y la concentración mientras trabajamos o estudiamos. Un escritorio caótico puede ser una distracción constante y dificultar la realización de tareas de manera eficiente. Ahora veremos 10 recomendaciones prácticas para mantener tu escritorio ordenado y aprovechar al máximo tu entorno de trabajo.

En este artículo profundizamos un poco más sobre un tema que ya hemos tratado en otras ocasiones: como en este artículo sobre cómo organizar y adaptar espacio multitarea.

  1. Elimina el exceso: Comenzamos por lo más difícil, seleccionar lo necesario de lo accesorio. Y es que antes de comenzar a organizar, es fundamental hacer una revisión todo lo que hay en tu escritorio o mesa de trabajo. Deshazte de elementos innecesarios como papeles viejos, bolígrafos que no escriben y objetos que ya no utilizas. Mantén solo lo que realmente necesitas en tu espacio de trabajo. Si tienes papeles acumulados, es el momento de revisarlos y reorganizar las notas en una agenda para poder deshacerte del caos que aportan los folios amontonados encima de la mesa.
  2. Organiza tus cosas: Asigna un lugar específico para cada tipo de suministro, como bolígrafos, lápices, marcadores, clips y notas adhesivas. Utiliza organizadores de escritorio, cajones o contenedores para mantenerlos ordenados y fáciles de encontrar cuando los necesites.
  3. Utiliza almacenamiento vertical: Las estanterías o bandejas verticales son excelentes para aprovechar el espacio en tu escritorio. Coloca estantes en la pared, si es que no los tienes, para guardar libros, carpetas y archivadores, liberando espacio en la superficie del escritorio. Y si lo necesitas, reorganiza también lo que vas acumulando en esas estanterías.
  4. Digitaliza documentos: Reduce el desorden de papel al escanear documentos importantes y guardar versiones digitales en tu computadora o en la nube. Esto no solo te permite acceder fácilmente a tus archivos, sino que también contribuye a un ambiente más limpio.
  5. Cables ordenados: Los cables enredados pueden hacer que tu escritorio se vea desordenado y crear un peligro potencial. Reduce los cables utilizando teclado y ratón inalámbricos, utilizando cargadores con cable multidispositivo y organiza los cables que queden utilizando clips, organizadores o tubos de gestión para agruparlos. Te dejamos unos tips sobre organización de cables, aquí.
  6. Ten una papelera cerca y haz limpieza regularmente: Tener una papelera cerca te ayuda a ir tirando papeles o cosas inservibles para que no se vayan acumulando sobre tu espacio de trabajo. Eso sí, dedica tiempo cada semana para limpiar y ordenar tu escritorio. Guarda los documentos que ya no necesitas, saca la basura y realiza una limpieza rápida de la superficie para mantener todo en orden. Si mantienes la rutina, será más fácil no volver a acumular y sentirte bien con tu espacio.
  7. Zona de trabajo designada: Si tu zona de trabajo es compartida con otras funciones o personas, define claramente una zona para no extender otras cosas más allá de esa área manteniendo el espacio despejado y concentrarte en tus tareas. Determina muy claramente qué va en cada sitio y será más fácil que lo que se saca vuelva a ser guardado. Muchas veces, las cosas no se recogen porque no se les ha asignado un lugar para guardarlas.
  8. Uso de contenedores y bandejas: Utiliza bandejas de entrada y contenedores para clasificar documentos, notas y tareas pendientes. Estos elementos te ayudarán a mantener las cosas organizadas y a evitar que se acumulen montones de papeles sobre tu escritorio.
  9. Personalización moderada: Aunque es bueno tener un toque personal en tu espacio de trabajo, evita sobrecargar tu escritorio con elementos decorativos innecesarios. Mantén una decoración moderada para no distraerte de tus responsabilidades principales. Aplica pequeños detalles, como una foto o una plantita y utiliza accesorios como alfombrillas o teclados y ratones con un punto de diseño para darle personalidad sin sobrecargar el espacio.
  10. Hábitos diarios: Y como decíamos en el punto 6 si estableces el hábito de mantener tu escritorio ordenado al final de cada día te será más sencillo no abrumarte y mantener la organización a largo plazo. Dedica los últimos minutos de tu jornada para guardar los suministros, organizar los documentos y dejarlo todo listo para el día siguiente.

 

Mantener un escritorio despejado es más que una simple cuestión estética. Un espacio de trabajo organizado promueve la claridad mental, la concentración y la productividad. Siguiendo estas recomendaciones y adoptando hábitos de organización, estarás en camino de crear un entorno propicio para el éxito en tus tareas y proyectos.

ANUNCIO SEMANA SANTA

Queremos informarte que, debido a los festivos de Semana Santa, es posible que nuestros tiempos de preparación de pedidos sufran una demora de hasta 4 días. Si tienes alguna pregunta o necesitas ayuda, no dudes en contactarnos a través de soporte@subblim.com.

Atentamente,
El equipo de SUBBLIM

× Hola!