Cómo debe ser la alfombrilla de ratón ideal

alfombrilla tipo tapete xl para escritorio con diseño de mapa mundi antiguo vintage.

Las alfombrillas de ratón para escritorio son un accesorio bastante habitual en la mesa de aquellos que buscan gran precisión en los movimientos del ratón, como gamers o diseñadores. Pero no solo el mundo del gaming se puede beneficiar de su uso, otros profesionales pueden encontrar útil mejorar el desplazamiento del ratón y la precisión a la hora de navegar o trabajar con sus ordenadores.

Además, la aparición de alfombrillas XL en el mercado ha hecho que estos accesorios sean también indispensables para quienes buscan proteger su escritorio de arañazos, ganar confort en la sensación sobre la mesa y aportar un toque de diseño personal a sus setups.

Pero cómo debe ser una alfombrilla de ratón para cumplir con estos propósitos.

cómo debe ser la alfombrilla de ratón ideal.
los bordes reforzados, la base antideslizante y el grosor.
Alfombrilla led xl de subblim

Cuáles son las características de la alfombrilla ideal

Tamaño de la alfombrilla:

El tamaño de la alfombrilla es importante por dos motivos, por el espacio de tu escritorio y por la finalidad que busques al utilizarla.

Tanto si tienes un escritorio pequeño, como si tienes uno grande, puedes optar por una alfombrilla de gran formato que cubra buena parte del escritorio y que te permita colocar el teclado y el ratón encima.

El diseño le dará un toque muy personal a tu espacio de trabajo o de juego, protegerás la superficie de la mesa de arañazos y del roce del uso diario y el desplazamiento del ratón será más fluido.

Por eso, siempre que puedas, opta por una alfombrilla XL.

Sin embargo, si trabajas fuera de tu despacho habitual, para tener siempre a mano una buena superficie para el ratón, es recomendable contar con un mousepad tamaño folio, que te cabrá en la mochila del ordenador y podrás llevar siempre contigo.

Bordes cosidos:

Los bordes de las alfombrillas son los que a la larga sufren mayor deterioro debido al roce constante con tu cuerpo. Por eso, para evitar que se deshilache deben tener los bodes cosidos. Además, los bordes rematados darán una imagen más acabada a tu accesorio de sobremesa.

Alfombrillas con base antideslizante:

Otro aspecto fundamental es la sujeción de la alfombrilla a la superficie de la mesa. Resultaría muy incómodo que mientras estás trabajando, el tapete se moviera sobre la mesa y te obligara a rectificar su posición continuamente. Si no se agarra bien a la mesa, también provocará fallos en el desplazamiento del ratón.

Así, otra de las características a tener en cuenta es la base antideslizante.

Grosor ideal del tapete de ratón:

Ni más ni menos. Un grosor de 3 mm es suficiente para darle consistencia y resistencia a la alfombrilla y que ésta no moleste por el desnivel que se crea entre la mesa y la alfombrilla. La consistencia de la alfombrilla con 3 mm de grosor es cómoda, ni muy dura ni muy blanda, para que el ratón se mueva con fluidez y responda ágilmente a nuestros movimientos.

Ahora que ya tienes claras las características de la alfombrilla para ratón perfecta, ¿te animas a darle un nuevo aspecto a tu mesa?

Te dejo por aquí enlace directo a nuestra colección de alfombrillas, en la que encontrarás modelos LED, XL y tamaño folio.

Te dejo también el link a una review de nuestras alfombrillas XL.